El duelo de Ariel Escalante es “El sonido de las cosas”

La industria cinematográfica costarricense ha crecido a pasos agigantados, atrás quedaron los tiempos de “estar en pañales” para convertirse en una industria sólida, bien trabajada y preocupada por proponer temas sobre los cuales no es fácil hablar o sobre los que no se quiere hablar en el “país más feliz del mundo”.

Así es como llega a la pantalla la ópera prima del joven cineasta costarricense Ariel Escalante, cuyo tema principal es el duelo y no en vano destaco la juventud de Escalante, pues es una mirada real y honesta sobre un temor que quizás no muchos jóvenes se plantean: ¿qué pasa si alguien de mi edad muere o está a punto de morir? ¿Cómo reaccionaría yo? ¿Me gustaría morirme lentamente ante los ojos de mis familiares y amigos?

El sonido de las cosas cuenta la historia de Claudia (Liliana Biamonte), una joven enfermera de la Unidad de Cuidados Intensivos quien lidia con la muerte reciente de su prima, pero ella no es solo una familiar, sino su amiga y compañera de apartamento. Debido a la naturaleza de su profesión, Claudia sabe mantenerse estoica, equilibrada y conoce perfectamente lo que debe  y no debe hacer para seguir adelante con su vida: trabajo y casa, ocuparse.

Y en medio de este ocuparse y no pensar Claudia se reconecta por casualidad con un amigo del pasado: Santiago (Fernando Bolaños), el cual intenta relacionarse con ella proponiéndole justamente que se desocupe y se deje llevar por sus emociones.

Con un guion del propio Escalante en coautoría con Enric Rufas, El sonido de las cosas se presenta ante el espectador como un filme dramático que rehúsa a caer en el dramatismo innecesario, esto gracias a un ritmo acertado y la excelente actuación de Biamonte, pues sobre ella recae la mayor parte del largometraje.

Sumado a lo anterior, merece mención el fantástico trabajo de fotografía de Nicolás Wong, pues logra transmitir en pantalla a la perfección el duelo de Escalante al descartar la usual paleta tropical veraniega costarricense para optar por tonos fríos y planos abiertos nocturnos urbanos porque aunque Claudia lleva el dolor por dentro, el joven director quiere mostrar a sus espectadores cómo es que para ella luce todo afuera.

En conclusión, el duelo de Ariel Escalante es un aporte sólido, bien trabajado y preocupado no por llegar a un gran público, sino al público dispuesto a enfrentarse a El sonido de las cosas para escuchar el eco de sus propios temores e inquietudes.

 

Director: Ariel Escalante

Guión: Ariel Escalante, Enric Rufas

Productora: Mariana Murillo

Música: Miguel Caroli

Fotografía: Nicolás Wong

Reparto: Liliana Biamonte, Fernando Bolaños, Claudia Barrionuevo, Ariel Escalante, Monserrat Montero Cole, Pedro Sánchez, Valeria Brenes

Costa Rica, 2016, 75 min

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *