Perfectos desconocidos: Desenmascarando fragilidades

Perfetti sconosciuti (Perfectos desconocidos, 2016) de Paolo Genovese.

Película inaugural del Festival de Cine Europeo 2017, presentado también este año como parte del Festival Internacional de las Artes. Un filme que obtuvo 9 nominaciones en los Premios David di Donatello en 2016, donde ganaría Mejor Película y Guion por encima de las excelentes películas: Il racconto dei racconti (El cuento de los cuentos) de Matteo Garrone, La giovinezza (La juventud) de Paolo Sorrentino y Fuocoammare (Fuego en el mar) de Gianfranco Rosi.

La premisa de Perfetti sconosciuti es bastante sencilla, siete grandes amigos, tres de ellos pareja y uno que va -en teoría- a presentar a su nueva novia, se reúnen a cenar la noche en que va a acontecer un eclipse lunar. En la introducción del filme se aprecia a las tres parejas interactuando, momento en el cual ya se establecen algunas bases de sus relaciones interpersonales que se desnudarán avanzando el metraje.

Durante la noche, se les ocurre la idea de llevar a cabo un arriesgado juego que servirá como punta de lanza del largometraje. Cada uno pondrá sus celulares en la mesa, cuando alguno suena, su dueño deberá mostrar a todos los mensajes que les llegan, así como hablar en altavoz en el caso de ser una llamada. Como es de esperarse, esto traerá consigo una serie de situaciones incómodas, donde cada uno reflexionará sobre que tanto conoce a los otros, ¿o es acaso el simple hecho de tener privacidad?

Acaso es mejor la normalidad, es decir cada quien dejando sus trapos sucios en su interior, muestra de esto el interesante final de: “aquí no ha sucedido absolutamente nada”. Es claro que la obra se pretende como una crítica abierta no tanto a la dependencia por un aparato como es el celular, sino a como se manejan las relaciones sociales ¿en la actualidad? Lo dudo, si siempre han existido infidelidades, siempre ha habido mentiras, siempre ha habido hijos que se lleven mejor con uno de los padres, y una larga lista de etcéteras.

¿Es esto vivir hipócritamente o simplemente es como se vive? Sea como fuere, Genovese consigue lo que busca, una comedia que a algunos les parecerá hilarante, con personajes muy encasillados y situaciones que desde que se lee la sinopsis se sabe por dónde van a ir, y si no basta eso, también está la ya mencionada introducción de personajes durante los créditos iniciales. Este es un problema muy grande en esta película, es altamente predecible en sus múltiples capas, busca presentarse como aleccionadora, pero de algo que ya es sabido y donde no ofrece nada nuevo ni relevante.

En Perfetti sconosciuti se desenmascaran los amigos (¿qué tan amigos?), se caen las caretas una y otra vez, se derrumba la fragilidad existente en ellos, mentiras no piadosas, más bien agresivas e hirientes, caos y gritos, ¿los efectos del mencionado eclipse lunar? Donde lo mejor es el cierre, dejar todo oculto, acallado, a la espera de la nada, a la espera de seguir fingiendo con las máscaras.

Se presentará nuevamente:

  • Martes 4 a las 6:30 p.m
  • Miércoles 5 a las 4:00 p.m
  • Sábado 8 a las 4:20 p.m

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *