• Mother! La fantasía misógina de Aronofsky

    En una época en la que el concepto de arte se ha relativizado tanto que se llega a exhibir cualquier idea bajo esa etiqueta, en la que es más fácil plagiar bajo la excusa de que es una «reapropiación» o «resignificación», también surgen obras que plantean temas tan generales como trascendentales, pero lo hacen con un descuido total y un ego tan pretencionso que impide escuchar cualquier atisbo de cordura.   Se trata de obras postmodernas -si todavía tiene algún sentido usar esta palabra- que buscan ser grotescas, chocantes y sorprender a base del morbo, pero que carecen de una tesis que las sustenten, principalmente por su uso cliché de…