Despertar: de #YoApoyoElCineTico a #MiMarcaSaleEnUnaPeliTica

Hace tan solo dos décadas atrás hablar de industria de cine costarricense era aun una fantasía, un deseo que no llegaba a materializarse, pues aun seguíamos con la “primer película tica” cada cierto tiempo. No obstante, en un lapso menor de 15 años pasamos de esporádicos estrenos a casi 5 por año, lo cual provocó una apertura de temáticas, públicos y claro está, formas de financiamiento.

El cine es arte, pero arte-industria, ya sea que el objetivo sea estar en festivales de renombre o ganar en taquilla (o idealmente ambos), una película no existe sin espectadores, pero estos son la meta final de un largo camino donde el financiamiento forma parte fundamental.

La industria tica ha pasado por muchas etapas en materia de recursos para filmar: con fondos familiares, estatales, de organizaciones con fomento audiovisual, crowdfunding, hasta convertirse en un atractivo de inversión para la empresa privada. Esto último, sin lugar a dudas, ha sido uno de los factores potenciadores de la industria fílmica costarricense en los años recientes.

Lo anterior provocó ahora sea más común para los costarricenses ver afiches fílmicos donde figuran marcas de café, bancos, cooperativas, agencias de viajes, cervezas, refrescos, pollo frito…empresas y productos a las que parecía impensable pedirles patrocinios, actualmente no dudan en invertir y presentar los proyectos cinematográficos.

Empero, no todo es  “quiero y tenga”, pues el meollo para el director es incorporar la marca a una película sin “ser tan evidente” y he aquí el problema de Despertar.

Despertar  es la película más reciente de la directora  Soley Bernal, filme precedido por El lugar más feliz del mundo (2015) y una sólida carrera en televisión nacional como productora y  guionista. Si en su ópera prima sus personajes iban en busca de la felicidad, en esta ocasión su protagonista es un hombre de negocios muerto en vida, quien debe despertar antes de que sea tarde.

Y si bien este filme es el gran regreso a la pantalla tica del actor costarricense Rafa Rojas, luego de la “pelitica” La Segua (Antonio Yglesias, 1984) y una prolífica carrera en México como actor de telenovelas, su “despertar” fue claramente opacado por el exceso de pauta publicitaria.

Sí, no miento, durante las 2 horas de filme son más protagonistas las marcas que los actores. Para ejemplo, vimos a Ignacio Lemann (Rafa Rojas) convaleciente en el hospital preparando café de la marca patrocinadora, pero no una tacita, sino unos diez vasos a la vez con el logo perfectamente alineado frente a cámara. Y cómo olvidar una de las escenas más conmovedoras cuando su esposa Sara (Alejandra Toussaint) le prepara una romántica cena y mientras miran juntos la televisión vemos cortada, a lo largo de varias escenas, toda la pauta publicitaria de una cablera.

Y como Sara es una mujer emprendedora y luchadora, no dudó en acudir al banco de las mujeres emprendedoras y luchadoras para hablar con todas las gerentes y  manifestarles su agradecimiento por acompañarla durante todos los años que ha sido clienta del banco y ahora en sus proyectos de mujer emprendedora y luchadora…

Alejandra Toussaint es Sara: la esposa y madre luchadora

No me malinterpreten, no estamos frente a una mala película, al contrario, Bernal cuenta una historia sensible con personajes verosímiles quienes buscan retomar el control de su vida personal y matrimonial luego de la tragedia de la pérdida de un hijo, la llegada de otro y en medio de complicaciones médicas de uno de sus protagonistas.

El tono novelesco elegido por la directora para contar su historia no es excesivo ni sensiblero, esto claramente por la experiencia actoral de Toussaint y Rojas, sobre quienes recae la historia y, por ende, las pautas publicitarias, las cuales supieron sacar a flote.

Entonces, ¿cuál es el problema de Despertar? La excesiva cantidad de marcas en pantalla provoca saturación visual, pues alargaron el filme de manera innecesaria ya que la incorporación directa de estas a la historia, gracias a la redundante interacción de los personajes con los patrocinadores, donde cada vez deben aparecer en pantalla ya sea en un primer plano o plano detalle.

Reitero, el trabajo de Bernal en esta ocasión se muestra más sólido y estructurado. Al menos el mensaje que busca dar con su película queda explícito, pero dar tanto peso a las inserciones comerciales le restó fuerza de cohesión al drama de sus personajes donde a ratos es casi un despertar en medio de un centro comercial.

Espero Despertar sea un precedente para la industria fílmica costarricense y motive a las empresas privadas a seguir invirtiendo, pero también a los directores a defender su obra creativa, pues si seguimos así estamos a nada del recurso del minisúper como set y el #MiMarcaSaleEnUnaPeliTica.

 

Rafa Rojas durante el estreno de Despertar y junto al afiche (literalmente) publicitario. Foto tomada del Facebook oficial de la película 

Director: Soley Bernal

Guión: Soley Bernal, Lourdes Elizarrás

Productora: Alessandra Acosta y Christian Bernard Aguilar

Música: Caterina Schembri

Fotografía: Giuseppe Badalamenti

Reparto: Alejandra Toussaint, Rafa Rojas, Humberto Canessa, Leonardo Perucci

Costa Rica, 2017, 123 min

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *