CRFIC-2017. 500 años

500 años (2017) de Pamela Yates.

Resistencia y lucha, reflexión y unidad.

500 años inicia con una voz en off relatando una enorme injusticia, la población indígena exiliada a las montañas durante la época de conquista y Colonia española, están ahora también siendo expulsados de esos territorios debido a la importancia minera que estas tienen. El enfrentamiento entre la población autóctona y las élites económicas/gobernantes continúan en el presente, como desde hace 500 años.

Pamela Yates es una experimentada documentalista estadounidense muy metida en temáticas de Derechos Humanos, el presente largometraje cierra una trilogía enfocada en Guatemala, que se complementa con Cuándo las montañas tiemblan (1983), donde empieza a abordar el conflicto ejército población maya recogiendo testimonios de los involucrados, y Granito (2011), filme donde se muestra como el dictador Efraín Ríos Montt fue llevado a juicio por genocidio.

Este es precisamente el tema inicial de 500 años, presentado con una estructura de capítulos, el inicial aborda parte del juicio al que se ve enfrentado este hombre, luego de estar en la presidencia guatemalteca durante un breve período entre 1982 y 1983, como la cabeza de una junta militar. Período en el que se hizo una gran matanza de población indígena, siendo este el motivo del ya mencionado juicio.

Han pasado 35 años de estos terribles hechos, y aún resulta escalofriante escuchar los relatos de algunas personas respecto a vejámenes sufridos durante los ataques del ejército. Hay un sentir tenso durante el juicio, la población indígena de un lado escuchando en silencio, los partidarios de Ríos Montt del otro, vitorean en algún momento uno u otra bando cuando se ven favorecidos, hay una división de la sociedad.

Esto es precisamente lo que Yates comienza a mostrar posteriormente, las élites dominantes del país, los cuales obviamente son un puñado de individuos frente a los poco más de 16 millones de habitantes. La sociedad guatemalteca ha optado por la unión del pueblo frente a estos individuos de pocos escrúpulos, enfocados únicamente en su beneficio económico sin importar que costo tiene para las clases populares.

Esta unión se ha visto representada con enormes manifestaciones a lo largo del país, las más grandes según relatan algunas personas, además con la resistencia de los indígenas por defender sus ancestrales tierras mientras son catalogadas como personas que entorpecen el crecimiento del país, puras patrañas. Las intenciones ya están bien sabidas y los guatemaltecos parece que han abierto los ojos, a tal punto llega la presión que se culmina con la abdicación del presidente Otto Pérez Molina en 2015 por actos de corrupción.

Cinematográficamente 500 años es un documental bien armado, cuenta con relatos de indígenas, tomas de archivo, Yates expone bien las ideas de los involucrados, le da voz incluso a la hija de Ríos Montt, lo que enriquece aportando otro punto de vista, que se acepte o no lo que diga es cosa de cada quién. Un filme valioso, valiente, la Historia no debe olvidarse.

500 años. Guatemala; 2017. Directora: Pamela Yates. Fotografía: Melle van Essen y René Soza. Edición: Peter Kinoy. Elenco: Irma Alicia Velásquez Nimatuj, Matilde Terraza Gallego, Daniel Pascual Hernández, Andrea Ixchíu Hernández, Julio Solórzano Foppa.

¿Cuándo y dónde?

Domingo 10 de diciembre, 12:00 p.m, Teatro 1887 *Proyección con subtítulos adaptados para personas sordas.

Jueves 14 de diciembre, 8:00 p.m, Teatro la Aduana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *