CRFIC-2017. Retrospectiva, El otro lado de la esperanza

Durante el Festival Internacional de Cine Paz con la Tierra del año 2012, el público costarricense tuvo la oportunidad de apreciar en pantalla grande el filme Le Havre (2011) del realizador finés Aki Kaurismäki, donde este empieza su trilogía (constantes en su filmografía) sobre las migraciones.

Cinco años después, completamente consolidado y con un nombre más efectivo, el Costa Rica Festival Internacional de Cine le rinde homenaje a este director europeo, ofreciendo la posibilidad de visualizar además del segundo filme de esta trilogía, otras tres obras en pantalla grande.

Kaurismäki es un director que ha logrado consolidarse en el contexto cinematográfico mundial, con cine muy sencillo pero con una gran humanidad, pero eso sí, pasando por momentos desoladores, una buena dosis del característico humor nórdico, mucha música y cigarros consumidos.

Toivon tuolla puolen (El otro lado de la esperanza, 2017) de Aki Kaurismäki.

Khaled (Sherwan Haji) es un joven sirio que llega a Finlandia en un barco carguero luego de una enorme travesía que inició cuando perdió a casi toda su familia en la guerra civil que azota a su país. Tiene dos ideas en mente, solicitar asilo político y buscar a su hermana, quien en ese temible trayecto entre Asia y Europa quedó pérdida, su esperanza es encontrarla con vida.

El otro protagonista del filme es Wikström (Sakari Kuosmanen), un hombre que anda por los 50 años que decide dar un vuelco a su vida y fundar su propio restaurante. Las vidas de ambos se cruzarán para bien, Wikström en un acto de pura humanidad buscará ayudar al joven Khaled en su desventurada vida, mientras intenta impulsar y darle vitalidad a la suya.

Kaurismäki ha demostrado a lo largo de su filmografía tener una sencillez enorme para relatar sus historias, personajes del común que se ven envueltos en situaciones especiales que siempre son giros que destronan su estabilidad emocional y personal. Son tramas con un pesimismo que puede herir y desgastar, pero que siempre llevan un halo de esperanza, además sirviendo al filme de humor negro, convirtiendo sus productos en tragicomedias con un gran trasfondo.

Esto es lo valioso, la sencillez no es sinónimo de vacío intelectual o argumental, por el contrario se ofrecen muchos elementos a considerar, y dentro de Toivon tuolla puolen no es la excepción. Porque Kaurismäki con fineza crítica su propio país, desde la forma en cómo se solucionan problemas de índole político, hasta la gente del común, por ejemplo grupos supremacistas fineses. Esta visión que ofrece es buena dentro de uno de los países más desarrollados de Europa, donde fácilmente se pueden obviar situaciones de este tipo. Valiosa y humana.

El otro lado de la esperanza. Finlandia; 2017. Director: Aki Kaurismäki. Guion: Aki Kaurismäki. Fotografía: Timo Salminen. Edición: Samu Heikkilä. Elenco: Ville Virtanen, Dome Karukoski, Kati Outinen.

¿Cuándo y dónde?

Viernes 8 de diciembre, 8:00 p.m, Cinépolis Terramall.

Domingo 10 de diciembre, 6:00 p.m, Cine Magaly.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *