Festival de Cine Europeo 2018 – Recomendaciones

El viernes 1 de junio de 2012 en el Cine Magaly se proyectó Almanya – Willkommen in Deutschland (Bienvenido a Alemania, 2011) de Yasemin Samdereli, una agradable comedia sobre una familia turca que se mueve entre su país natal y Alemania. Este fue el largometraje seleccionado para inaugurar el Festival de Cine Europeo de dicho año, evento que marcó la reapertura del Magaly luego de haber cerrado sus puertas casi un año antes.

 

Seis años y pocos días después de esa importante fecha se ha anunciado la selección oficial de filmes que estarán en la XVIII edición que se desarrollará del 19 de julio al 3 de agosto, con 18 películas y 54 funciones en 15 días la oferta es muy variada, en este texto se pretende dar luz sobre algunas de las películas más interesantes para este año, de una selección que pareciera ser de las mejores en las últimas ediciones.

 

Aala Kaf Ifrit (La bella y los perros, 2017)

 

Coproducción entre Túnez y Suecia que es el único motivo por el cual este filme se encuentra dentro del festival, porque es una obra claramente del país africano. Tercer largometraje de la directora Kaouther Ben Hania, estrenado en el Festival de Cannes del 2017. Ofrece un trabajo basado en hechos reales sobre una chica que busca justicia luego de ser violada durante una fiesta, todo contado en tan solo nueve planos secuencia, un recurso llamativo para una historia que debe ser contada.

 

Barbara (2017)

 

Mathieu Amalric es uno de los actores franceses más reconocidos, su faceta como director es -mínimo- interesante y en su nuevo largometraje, centrado en su coterránea la cantante Barbara (1930-1997), alejado de hacer un filme biográfico per se, prefiere adentrarse en el metacine al presentar a un director que quiere hacer un largometraje biográfico sobre la mencionada intérprete que le da el título a la obra.

 

Estiu 1993 (Verano 1993, 2017)

 

La película española más sonada del año pasado fue estrenada en el Festival de Berlín donde su directora Carla Simón ganó el premio a Mejor ópera prima. Con una mirada sutil y delicada, se centra en una niña que pasa el primer verano en el campo con su nueva familia adoptiva, sensibilidad e infancia van de la mano en este retrato lleno de reconocimientos.

 

Foxtrot (2017)

 

Coproducción entre Israel y Alemania, segundo largometraje de Samuel Maoz quien estrenó este filme en el Festival de Venecia donde ganó el Gran premio del jurado, el segundo en importancia dentro de dicho evento. Ambientado completamente en Israel, se centra en una familia que se ve afectada luego de que acontecieran noticias sobre la base militar donde su hijo estaba establecido.

 

Journeyman (2017)

 

En 2011 Paddy Considine tuvo un apabullante debut detrás de cámaras con Tyrannosaur, una obra fuerte llena de una atmósfera de decaimiento. Seis años después presenta su segundo largometraje, del cual además de director, es guionista y protagonista, se enfoca en las consecuencias en la vida personal de un boxeador tras sufrir una lesión en su cabeza en una de sus peleas. Un drama deportivo con lo que parece ser una gran actuación de parte de Considine.

 

Jusqu’à la garde (Custodia compartida, 2017)

 

La historia de un chico en medio del inminente divorcio de sus padres, un conflicto incesante marca el primer largometraje de Xavier Legrand, quien obtuvo el año pasado en el Festival de Venecia los premios a Mejor ópera prima y Mejor dirección. Un drama familiar de áspero desarrollo que pareciera moverse hacia el thriller e incluso el terror, cero complaciente.

 

L’atelier (El taller de escritura)

 

El cineasta francés Laurent Cantet está presente en el festival con esta película, que habla sobre el proceso creativo de un grupo de jóvenes escritores quienes llevan un taller con una reconocida novelista. Se centra en los conflictos que surgen entre el protagonista con sus pares y la profesora, filme estrenado en Cannes que no deja de percibir cierto aire a su obra más reconocida, Entre les murs (La clase, 2008), la cual recomiendo fervientemente.

 

L’insulte (El insulto, 2017)

 

Poco que decir que no se sepa de este reconocido filme libanés (en coproducción con Francia y Bélgica) del director Ziad Doueiri, un pequeño accidente entre un hombre y su vecino será el detonante de este drama que tomará tintes nacionalistas enfrentando a libaneses y palestinos. Uno de sus protagonistas, Kamel El Basha, tuvo el reconocimiento a Mejor actor en el Festival de Venecia.

 

Nelyubov (Sin amor, 2017)

 

Un filme que al igual que Jusqu’à la garde tiene a un niño en medio de la separación de sus padres, obra tan sublime como desgarradora de parte de uno de los mejores realizadores contemporáneos, Andrey Zvyagintsev. Para leer la crítica escrita durante el CRFIC 17 clicar aquí.

 

Western (2017)

 

Con tintes de masculinidad tóxica, se centra en un grupo de obreros alemanes que llega a trabajar a un pequeño pueblo búlgaro, las rivalidades entre los locales y los extranjeros se comenzaran a marcar con el devenir del metraje, la hostilidad será recurrente. Estrenada en Cannes, la película de Valeska Grisebach no tiene de gratis su título, ya que toma algunos códigos del afamado género que tuvo su mejor época entre los años 40-60 del siglo pasado.

 

Para más información respecto a horarios y venta de boletos visitar las páginas de Facebook del Festival y por supuesto, del Cine Magaly. Como es costumbre en Krinégrafo le estaremos dando seguimiento al evento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *