El fenómeno Evangelion

Por Daniel Josephy-Hernández*

 

  1. ¿Qué es Evangelion?

Evangelion es un fenómeno intermediático creado principalmente por Anno Hideaki y Sadamoto Yoshiyuki lanzado en el año 1995 en Japón. Evangelion consiste de un manga de 14 tomos, una serie animada de 26 capítulos, dos películas, una tetralogía nueva que consiste en una revaloración y relanzamiento de la saga, videojuegos, muñecas, zapatos y otro sin número de objetos de colección (la serie inclusive tiene su propia tienda en Tokio). La serie animada continúa teniendo un éxito rotundo, siendo la 17ma franquicia que más dinero ha recaudado en Japón con aproximadamente $14.9 mil millones[1]. Éste análisis se concentra más que nada en las versiones animadas de la franquicia.

 

La historia toma lugar en Tokio-3, un Tokio post apocalíptico luego de que la tierra fuera atacada por unos seres llamados «Ángeles», cuya misión parece ser la destrucción completa de la humanidad; desde las tomas iniciales, el anime nos muestra un Tokio destruido y sin personas, con edificios caídos casi totalmente cubiertos por un mar rojo. (Otra obra notable de anime que muestra la destrucción de Tokio es Akira (1989), de Otomo Katsuhiro). La trama gira en torno a Ikari Shinji, un joven de 14 años quien parece estar destinado a pilotear una EVA, robots gigantes (o mecha) construidos por la humanidad para combatir contra los Ángeles. La trama es sumamente compleja y posee tres temáticas principales: (1) el ataque de los Ángeles contra la humanidad (el aspecto filosófico y teológico de la serie), (2) las relaciones de Shinji con otras personas (el aspecto sociológico de la serie) y (3) el crecimiento y cambio de Shinji como persona (el aspecto psicológico de la serie). A lo largo de la franquicia se observa a Shinji en su vida diaria como estudiante de colegio, pero principalmente como el piloto de la Eva 01, destinado a salvar a la humanidad, aunque esto parece ser más que nada una imposición por parte de su padre, Ikari Gendo y el creador de las EVA, no una decisión que Shinji haya tomado activamente.

 

El aspecto filosófico de la franquicia. Esta propone la casi completa destrucción de la humanidad, que, como es mencionado en la serie, es pecadora y por eso fue castigada por los Ángeles. Es importante notar que en japonés se utiliza el término 使徒 (shito), que significa «apóstol», para referirse a los Ángeles, en un sentido occidental, el término en japonés para ángel sería 天使 (tenshi). Es decir, en Evangelion, más que ángeles, los Ángeles en realidad son algo más similar a emisarios o mensajeros. Eso sí, la canción de inicio del anime (cantada por Takahashi Yoko) se llama “La tesis de un ángel cruel”). Los Ángeles, diseñados por Sadamoto, rompen por completo el canon de lo que se puede entender por un «ángel». Estos no son representados como seres andróginos y apuestos, con alas llenas de plumas cmo lo son de forma recurrente en el anime (v.gr. Angel Sanctuary de Yuki Kaori), sino que tienen cualquier forma: el tercer Ángel, Sachiel, tiene un cuerpo gigante de forma humanoide con dos cabezas y brazos que se extienden y poseen garras; Ramiel, el quinto Ángel, es un octaedro hueco, de color azulado que flota por los aires; el onceavo Ángel, Ireul, es, en esencia, un virus de computadora. Los Ángeles poseen todos nombres teofóricos de la Biblia, es decir, los autores emplearon nombres bíblicos para cada Ángel, la mayoría poseen un nombre referido a Él («Dios») mientras que un Ángel, el penúltimo representado de forma humana como Nagisa Kaworu, tiene un nombre referido a Yah («Yahveh»). Finalmente, en muchos casos, varias explosiones que suceden a lo largo de la serie tienen forma de cruz, y dicha cruz aparece varias veces en diferentes manifestaciones a lo largo de la serie.

 

El aspecto sociológico de la franquicia se centra principalmente en Shinji y su relación o incapacidad de relacionarse con otras personas. Claro está, aunque Shinji es el personaje central de la historia, esto no quiere decir que no haya otros personajes principales. Estos son Katsuragi Misato, Langley-Soryu Asuka y Ayanami Rei, todas mujeres que de una u otra forma se ayudan, se atacan entre ellas y a Shinji. Misato es la cuidadora de Shinji, una mujer que sufre de depresión y toma cerveza frecuentemente (aunque esto es solo mostrado para usos jocosos), quien estuvo presente en el 2do Impacto, el cataclismo que causó el Apocalipsis. Asuka es una joven de nacionalidad japonesa, alemana y estadounidense quien llega a pilotear la Eva 02, se le dificulta muchísimo trabajar con Shinji ya que ella quiere ser la heroína sin ayuda de nadie más. La madre de Asuka se suicidó cuando Asuka era niña, dejando un profundo daño psicológico en ella. Por su parte, Rei es una joven callada de expresiones mudas que pilotea la Eva 00, ella fue piloto antes que Shinji lo fuera. Todos estos personajes femeninos tienen un rol activo importante dentro de la serie. La franquicia muestra situaciones eróticas con estos personajes, la más notable siendo una al inicio de The End of Evangelion en la que Shinji se masturba sobre el cuerpo levemente desnudo de Asuka (quien está inconsciente) y es mostrada por medio del «jadeo» que Shinji emite. Sin embargo, al contrario de la mayoría del anime, estas situaciones eróticas no son el propósito de la serie per se, sino que solo muestran una sexualidad normal por parte de los personajes. Esto es algo poco común en el anime.

 

Con respecto al aspecto psicológico, este se centra más que nada en Shinji y su relación con Ikari Gendo, su padre. Gran parte de la historia lidia con la problemática relación entre los dos individuos. Gendo es un padre frío y distante, marcado profundamente por la muerte de su esposa y Shinji es un adolescente que no comparte —ni comprende— las decisiones de su padre. Gendo manipula a Shinji para que este pilotee la Eva 01, aunque las intenciones de Gendo no están del todo claras. El pensamiento y las emociones de Shinji, en especial en el manga y el anime, tienen cambios dramáticos y constantes, pasan de un odio a su padre, hasta buscar su aprobación y tener respeto por él. Los otros personajes también tienen cambios, aunque no tan dramáticos, por ejemplo, Asuka llega a comprender que, aunque ella sienta que sea la mejor en lo que hace —pilotear una Eva— necesita la ayuda de otras personas en diversas situaciones. Se podría decir que Evangelion no trata tanto acerca de la amenaza de los Ángeles, sino que es un profundo análisis de lo que es ser un ser humano.

 

El aspecto cinematográfico de Evangelion es notable por el uso de una animación fluida que solo se logra en series y películas de alto presupuesto como ésta. Los movimientos de las Evas son orgánicos. La película 2.22 posee, además, una de las mejores secuencias jamás hechas en el anime: en esta las Eva 00, 01 y 02 deben correr a máxima velocidad para detener al Ángel Sahaquiel. La música va al ritmo de los Evas corriendo, con rápidos violonchelos, cuando el Eva 01 salta de una montaña, los violines se detienen y se escuchan unos coros, enfatizando la velocidad, caída y profundidad del Eva, seguido de los violines otra vez y una toma circular de la Eva 01 en el fondo, corriendo por unas plataformas mientras que en primer plano se ve la ciudad girando con la Eva; es decir, se muestra que la Eva está corriendo de forma circular no por el movimiento de este, sino por el rápido movimiento de la ciudad alrededor de él. La franquicia de Evangelion, como fue mencionado antes, muestra tomas muy dinámicas y circulares, estas son poco utilizadas en el anime en general; el teaser de la última película (Evangelion 3.0 + 1.0) del relanzamiento muestra una de estas tomas circulares ejecutada a la perfección. La animación usualmente muestra cortes rápidos que pasan, por ejemplo, del movimiento de la Eva a la cara del piloto, pero también hay tomas estáticas que enfatizan el estado mental de un personaje (como en el caso mencionado anteriormente de la masturbación de Shinji).

 

Respecto a la música, esta es compuesta en su mayoría por Sagisu Shirō, quien emplea principalmente composiciones clásicas, con un uso preponderante de instrumentos de cuerdas frotadas como lo son el violín, el violonchelo y el contrabajo (v.gr. Des Cordes: Opus 1 y Destiny), además de un uso del piano (v.gr. en Evanescence: Mouvement 2 y Robe des Champs) y coros (v.g.r. Les Betes y Tsubasa wo Kudasai– Tribute to “Sound of Music”). Sin embargo, la gama de composiciones de Shirō es muy amplia; por ejemplo, el tema de Misato tiene un ritmo tropical de bossa nova (en Des Cordes: Opus 2); y Les Betes tiene un uso preponderante de guitarras eléctricas combinado con coros. La gama de música de Evangelion es tan amplia como las facetas de los personajes mismos, cada canción está compuesta de manera que refleja la escena.

 

Evangelion es una serie que, 23 años después de ser lanzada en Japón, continúa siendo tanto lucrativa como controversial, pero sobretodo, adorada por sus seguidores, quienes conversan con muchísima pasión cada vez que el tema de Evangelion sale a flote. Como las mejores obras de la literatura, Evangelion es un fenómeno que crece y cambia con el crecimiento y la madurez del espectador, es valorada y revalorada, vista una y otra vez, mostrándonos cada vez una serie nueva, compleja y diferente con cada reproducción.

 

[1]. <https://comicbook.com/anime/2018/06/24/pokemon-franchise-revenue-anime-media/>.

 

*El autor es Doctor en Estudios de Traducción por la Universidad de Ottawa, donde escribió su tesis acerca del filme “Perfect Blue” de Kon Satoshi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *