• Ghost Town Anthology: Refracciones de desolación

    Si se puede hablar de alguna característica que defina al cine del director québécois Denis Coté, esta probablemente sería su marcada empatía hacia figuras en los márgenes de la sociedad. Para sus protagonistas “el mundo real” es un ente del que se debe escudar, y sus fórmulas para hacerlo suelen traversar entre el aislamiento y la displicencia. La cámara, por su parte, expresa siempre una mirada aséptica y carente de prejuicios hacia la cotidianidad de quienes encuadra; encontrando en sus rutinas íntimas ritmos y matices que potencian los arcos emocionales. Desde su debut en Les états nordiques (2005), los gélidos parajes de la Canada rural han servido como la ambientación…