Alonso Aguilar,  Festivales

Postales desde festivales virtuales: Transcinema 2021 y IFFR 2021

Es extraño hablar de festivales de cine en un contexto como el actual. Por una parte, están las inescapables discusiones sobre la naturaleza de la experiencia cinematográfica y las limitaciones del visionado en casa, y por otra, está la inapelable trivialidad que representa un evento limitado de exposición cinematográfica cuando la mayoría de los pilares de la existencia contemporánea se resquebrajan frente a nuestros ojos.

“Ir” a un festival de cine en estos tiempos es en sí mismo un acto de autorreflexión. ¿Estamos intentando obviar la realidad y convencernos de que los mismos parámetros de un mundo que ya no existe son vigentes? ¿Tratamos más bien de encasillar forzosamente todo lo que vemos con el afán de encontrar respuestas de nuestros inciertos entornos? Sea cual sea el acercamiento a tomar, la realidad es que la mera existencia de estos eventos se siente como un tipo de anacronismo; un vestigio del status quo moribundo al que le cuesta tanto reajustarse. Claro, esto no quiere decir que sean obsoletos. De hecho, los dos festivales citados en este artículo destacan en este inicio de año por las noveles maneras en que han apropiado las circunstancias, y hecho de ellas una fortaleza. 

Intimate Distances

Más que un mero festival de cine, Transcinema se ha consolidado como una de las plataformas de discusión cinematográfica más comprometidas de América Latina. No es raro leer mensualmente sobre alguno de los espacios de diálogo que gestionan sobre, por ejemplo, el estado de la crítica o las prácticas contemporáneas del cine de no-ficción; siempre estrechando vínculos y abriendo puentes entre el tipo de transgresiones cinematográficas sobre las que hacen luz. El festival en sí es entonces la coronación anual de un esfuerzo incesante, uno que en 2021 ha calado más hondo que nunca.

En lo que sería “del otro lado del Atlántico” (si aún nos aferramos a referencias de medición pre-pandémicas) reluce el Festival Internacional de Rotterdam (IFFR, por sus siglas en inglés). Junto a Locarno en sus últimos años, Rotterdam ha existido como una oveja negra dentro del ecosistema festivalero europeo. Lo suyo nunca han sido las alfombras rojas o las pre-candidatas al Óscar, sino, por el contrario, cimentar una identidad alrededor del cine que celebran (no es casualidad que en circunstancias “normales” muchos medios optan por cubrir el más viralizable Sundance, que suele suceder al mismo tiempo).

Guiándome por los comentarios generales, IFFR 2021 fue un tipo de revelación para muchas personas. Sin más que un par de nombres reconocibles fuera de los más acérrimos cinéfilos, su programación vislumbró diversidad de contextos, sensibilidades y maneras de acercarse al audiovisual; siempre favoreciendo la toma de riesgos y lo propositivo. 

Ya que estamos en este mismo ejercicio de auto-cuestionamiento, también es extraño pensar en destacar o recomendar películas que fueron parte de estas selecciones, sabiendo que su accesibilidad será bastante limitada en el futuro cercano. Aquí proyecto entonces mi propia experiencia: esas listas que armaba cuando seguía la cobertura de la Berlinale de algún medio afín, o los reportes desde Locarno de críticas y críticos cuyas perspectivas siempre considero lúcidas. Probablemente no haya mucho de eso último acá, pero si alguien en 6 meses encuentra una de estas películas en algún sitio de torrents, o mejor aún, en un año tiene la oportunidad de ver alguna en una sala, supongo que es suficiente para justificar(me) la tarea. 

Transcinema 2021

Visión Nocturna
  • Intimate Distances (Phillip Warnell, 2020 | Estados Unidos-Reino Unido). En la búsqueda de lo abyecto surge lo humano. Miradas distanciadas irradian intimidad. La nostalgia de un testamento a la cercanía casual y la interacción humana.
  • Visión Nocturna (Carolina Moscoso, 2020 | Chile). El arte como una herramienta para explorar la interioridad. Las heridas cicatrizan a través de la cámara, y no hay gramática alguna para expresarlo; solo la posibilidad de crear una propia. 
  • Back to 2069 (Elise Florenty y Marcel Türkowsky, 2019 | Bélgica-Francia-Alemania). Intertextos de la posmodernidad. El glitch digital como refracción de un mundo en bucle sin fin. 
  • Don’t Rush (Elise Florenty y Marcel Türkowsky, 2020 | Bélgica-Francia-Alemania). Una doble tanda ideal con Back to 2069. Reverberaciones del pasado haciendo eco en un futuro incierto. Aquí, el fatalismo pasa a esperanza. Las luchas del ayer como herramienta de vigorización, en tiempo real. 
  • Lúa Vermella (Lois Patiño, 2020 | España). La mitología a través de los espacios. El horror en cada interacción cotidiana. La fábula concebida desde las ausencias. 

Lista de visionados completa.

IFFR 2021

earthearthearth
  • earthearthearth (Daiichi Saiito, 2021 | Canadá). La lógica humana no tiene cabida ante las fuerzas primarias. Nuevos lenguajes para sensorialidades inexploradas.
  • Terranova (Alejandro Pérez y Alejandro Alonso, 2021 | Cuba). La ciudad muere y revive en simultáneo. Las memorias transmutan y se contradicen, creando algo más puro y real que lo tangible. 
  • I Comete (Pascal Tagnati, 2021 | Francia). La tradición y lo contemporáneo coexistiendo en cada momento y cada encuadre. Una atmósfera registrada en celuloide. Un estado de consciencia como retrato de una región. 
  • Les Sorcières de l’Orient (Julien Faraut, 2021 | Francia). Las demarcaciones que separan al mito y a la realidad se difuminan. El arte imita la vida, la vida imita al arte. Las imágenes como un lienzo maleable y listo para ser resignificado. 
  • Letter From A Far-Off Country (Suneil Sanzgirl, 2021 | India-Estados Unidos). La crisis de sentido expresada desde las formas. Incongruencias entre discursos y representaciones; entre texturas y fondos. ¿Qué es lo que queda una vez que todo colisiona entre sí? 
  • Friends And Strangers (James Vaughan, 2021 | Australia). Perdidos en el espacio y el tiempo. ¿Cuál es la urgencia? Si no se le pone atención, el ruido eventualmente se desvanece. 
  • El perro que no calla  (Ana Katz, 2021 | Argentina). El apocalipsis no es una hipérbole, lo vivimos en el día a día. Deambulando sin rumbo en búsqueda de algún sentido. ¿Hay algo? Quizás estábamos mejor al inicio. Probablemente no. 
  • Landscapes of resistance (Marta Popivoda, 2021 | Serbia-Francia-Alemania). Los espectros de lo relatado viven en los espacios olvidados. Las heridas de lo vivido aún exudan sentimiento, solo es cuestión de poner suficiente atención. 
  • Luces del desierto (Felix Blume, 2021 | México-Francia). El mito trasciende la representación. Está ahí; siempre lo ha estado. ¿Lo podemos percibir? 

Lista de visionados completa.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *