• La boda del tigre. Un romance y nada más.

    Con su cuarto largometraje, La boda del tigre, Esteban Ramírez quiso cambiar el tono de su filmografía, hacer una película romántica con tintes de comedia y sin tanta crítica social. El resultado es disparejo, como comedia carece de gracia; por momentos el filme trata de parecerse a los de Hernán Jiménez, pero sin lograr el tono cómico adecuado. Mientras que la línea argumental de la historia romántica es muy simple y carece de emotividad.   Se aprecia el que recurriera a actores poco conocidos del cine costarricense, puesto que deviene en un aire fresco. Amadeo Hidalgo tuvo una breve participación en Por las plumas (2013), Carlos Villalobos en Días de…